¿Estás protegido para lo que se viene?

A diferencia de otras crisis, hoy existen instrumentos muy sencillos y totalmente legales para dolarizarte.

Autor: Aldo Lozano, Cofundador de Clínica Financiera

Como lo venía haciendo, el equipo económico vuelve a considerar medidas para disminuir la brecha entre el dólar oficial y las cotizaciones paralelas. Para eso se anticipan medidas vinculadas a darle mayor liquidez a la operatoria del Contado con Liquidación -se quitarán restricciones para los fondos de inversión-. Asimismo, habrá otras para estimular el ahorro en pesos. Paralelamente, buscan presentar datos que confirmen una mejora en la economía real.

Sin embargo, algunos agentes económicos aseguran que el problema hoy no es el dólar sino los pesos circulantes y la estrategia de financiamiento del déficit fiscal. En línea con esto, estiman que la administración nacional podría llegar a un porcentaje de roll over del 110% y las colocaciones netas alcanzarían los $254.000 millones el año próximo, con lo que el giro del BCRA al Tesoro equivaldría a 1,3 billones de pesos.

Finalmente, los números indican que la baja de retenciones no aceleró todavía la venta de soja de los productores. Así, durante la primera semana de entrada en vigencia de las medidas se vendió apenas un 10% más que los días previos y todavía hay 16,4 millones de toneladas en los silos.

La crisis crece y el Gobierno está dividido entre dogmáticos y heterodoxos. Están ganando los primeros, con medidas que no alcanzan. No se trabaja para generar demanda de pesos -aumentar 1% la tasa para los plazos fijos es insuficiente- y lo que se hace sobre la oferta es no alcanza porque la baja de las retenciones colabora, pero no motiva. Además, la recuperación de las reservas parece más una falacia, ya que en rigor lo que hay es un delay de los compromisos de los importadores -la semana pasada las reservas líquidas aumentaron u$s600 millones-. Pero lo más importante es que el país está semi parado porque cada vez son menos los que quieren vender sin conocer el costo de reposición, con todo lo que ello implica. Esto se traduce, en una palabra: tiempo. Al Gobierno se le acabó el tiempo para hacer algo que provoque una recuperación sostenida, con o sin costos previos.

¿Estás protegido para lo que se viene?

A diferencia de otras crisis, hoy existen instrumentos muy sencillos y totalmente legales para dolarizarte. ¡No lo dudes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?